por protervidad


en tu pecho también estaba dios.

estaba la venganza de la noche,

el golpe de las horas . la patria,

la sangre que abandona,

vertiginosa.

 

el hambre de las criaturas,

cualquier furia que trasfiere. un cadáver con la boca,

porqué besabas al mundo,

cómo si decoraras la muerte.

me tocabas, territorial. y. llorando.

Anuncios