Ómphalo~ Mi madre fuma el cigarrillo número diecinueve,

por protervidad

Ómphalo~

Mi madre fuma el cigarrillo número
diecinueve,
no para de llorar;
ha mezclado el líquido a la nicotina molida
(la hibridación del cáncer
en su fe)

Mamá ha llorado diecinueve minutos
no soporto más
ésta piedra y ésta disfonía
suelta gritos para alcanzarse los huesos
aún hay cenizas del hijo que murió.,
esa alegría equívoca que improvisa en la cocina
(ahora la entiendo).
Su imprecación a la autopsia
hace diecinueve años no hace otra cosa más que buscar en su centro
ómphalo

Culminar por encender los últimos pedazos
de su huella sin imagen alguna.

Silencio.

Quiero escuchar el dolor de mamá
no lo quiere compartir
[Antropofagia]

 

Fotografía: Lissy Elle Laricchia

Imagen

Anuncios