por protervidad

Cómo combatimos ese espíritu –que no existe-

asumir la verticalidad del tiempo,

abriéndose como un difundo que ha precavido sus ojos,

no puede rescatarse ningún individuo,

ni nosotros

cuando pesa demasiado la sangre.

he derrotado la imagen de un puente que salva los gritos

en algún remoto silencio, de la madre intacta

ante su cicatriz

de las manos rojas que hacen gestos

para aprender a traducirse.

Imagen

Fotografía: Roland Cabon

Anuncios