Verbo: huir.

por protervidad

“…Somos el excedente

De alguna piedra transversal del destino…”

 Roberto Juarroz

Desde entonces empezó a dolerme la vida,

lo suficiente como para suspenderla en una palabra.

Ayer dije: verbo

y de pronto aprendí a morirme.

 

La garganta del silencio,

una vivisección  de la minúscula urgencia,

ennegrecer mi boca en  el funeral de todas las palabras.

 

Apago mi cuerpo,

terrestre, el invertebrado entre la angustia

con el demonio caliente

entre músculos que acuso de jaulas.

 

Sentada, espero junto a mi propia carne,

los ojos no hacen oraciones

pero son andariegos de mí.

ausencia.

Anuncios