por protervidad

El tiempo ve la hora,

la inocencia se cata enferma

en la masturbación de las estatuas;

nostalgia de las serpientes

y el sepulcro de las  hadas

fecundadas por la muerte.

Anuncios