por protervidad

Suna no onna 1964 Hiroshi Teshigahara

Me reabsorbí el sexo desde los huesos.

como  paramnesia  inyectiva,

enfermé  mi boca al fecundarte

el nombre y amamantarte la muerte.

 

 

 

confabulo las extensiones sórdidas

de tus sustancias histéricas;

preñez breve del vacío

abandonado.

frente a la palabra líquida

una orgía muscular

se penumbra derrumbada

en tu eco-tormenta

Enrico Maria Giulio Pescosolido

Anuncios