por protervidad

Osmosis

 

El conocimiento de la serpiente como deformidad de mis percepciones hemisféricas, me disminuía la temperatura entre su morfología, los puntos  progresaban como una doctrina adaptativa, circundantemente seguí el reflejo, los órganos entre un charco de espacio memorial, actuaba inmediatamente sobre mis estímulos, me dejé sola tantas veces, la sensación geométrica de vaciarse los ojos a frecuencia física fue enfermizo, gritaba y plegaba verticalmente la nariz ensangrentada, mis pronósticos autónomos no me lograban describir contestada entre un visión unánime y la inclinación un eco que no reconocía, los receptores exteriores, la genitalidad desbordante de crónicas que me distraían-.por doquier-  Me acompañé de gotas de silencio y me determiné en origen de la madera ordinaria, -sí, sí, ordinaria- es el resultado de mi cabeza completamente influida- al mismo tiempo seguía sangrando la nariz.- ésta vez no era tanto la nariz, sangraba aromas, me desesperé encontrándome, alguien me cambiaba los objetos de mi cuerpo, los sobreponía de manera que se me aproximaban las mismas piernas, me cambiaba ligeramente el cuello y me seguí viendo desde el cuadro de madera. Me inhibí el núcleo, despersonalicé amputada entre los ropones blandos y agrietado de aire cromático, me envolvía cada vez más, la madera de cuadro se me perdía entre los abismos de la tela que abrazaba cada extremidad, -.intrépida- una morbilidad me pactaba los lienzos, la excitación se alteré, me pinté en un cuadro que olvidé, me hice hiperrealista entre la imagen de una sombra corrosiva, -.mi sombra.

Me pinté de mujer muerta como el desangramiento orgánico de las palabras.

Alvin Booth - Osmosis

Anuncios